BAUHAUS

LA REFORMA EDUCATIVA EN ALEMANIA

La Bauhaus, escuela  creada  por  Walter  Gropius  en   1919  y  cerrada  por  el  nacionalsocialismo  alemán  en   1933,   fue  una  de   las experiencias  más  interesantes  del  siglo  XX  en  el  campo  del  arte  y del diseño,  y  célula  germinal  del  diseño  industrial,  allí  se elaboraron  y  aplicaron  nuevas  y  revolucionarias  concepciones  pedagógicas  en  el  campo   de   la   educación   estética.

bauhaus-ballet-costumes-06

HERMANN MUTHESIUS Y EL MODELO HFG, ESCUELA DE LA FORMA

Se desarrolla en esta escuela el llamado “Modelo de Ülm” que consiste en una disciplina proyectual basada en procesos analíticos que abrían paso a cuestionamientos funcionales, estéticos y normativos, que también se denomina corriente positivista. Varios egresados y profesores como Tomás Maldonado y Gui Bonsiepe tras el cierre de la escuela en 1968, se encargarían de implementar el modelo de Ülm en la construcción de escuelas sobretodo en Latinoamérica.

Varios de los institutos pertenecientes a la HfG de Ulm dieron a entender a los empresarios la importancia de integrar el diseño industrial a la producción, y para ellos crearon proyectos específicos. Asimismo su influencia llegó al punto de que sus profesores y alumnos eran una especie de jueces que determinaban qué era buen o mal diseño en la República Federal Alemana. Las áreas cubiertas por esta escuela fueron la construcción, la cinematografía, la información, productos diversos y la comunicación visual.

Cerró sus puertas por problemas políticos en 1966 y se considera que su principal aporte fue crear una metodología del diseño, expresión del racionalismo y la objetividad germana que se extendió al modelo de la empresa Braun, punto de partida del movimiento “Gute Form” (buena forma), el cual se apegaba a la frase “la forma sigue a la función”.

HENRY VAN DE VELDE Y PRE-BAUHAUS

En la primera década del siglo XX existían en Weimar dos escuelas dedicadas  a la enseñanza del arte: la Escuela Superior de Artes Plásticas, dirigida por Fritz Mackensen, y la Escuela de Artes y Oficios, a cuya cabeza figuraba el belga Henry van de Velde. Este manifestó su intención de abandonar Weimar a raíz del comienzo de la pimera guerra mundial y los múltiples ataques que sufría por ser extranjero, así que las autoridades de la ciudad, sorprendidas, le pidieron consejo para elegir a su sucesor. Entre los nombres estaba Walter Gropius, además de otros. A pesar de ser el más joven, Gropius fur elegido, pero  su país lo llama a filas y la escuela se cierra de forma temporal.

LA BÚSQUEDA DE LA SÍNTESIS ARTE-INDUSTRIA EN LA DEUTSCHE WERKBUND

La Deutscher Werkbund (DWB) era una asociación mixta de arquitectos, artistas e industriales, fundada en 1907 en Múnich por Hermann Muthesius. Fue una organización importante en la historia de la Arquitectura moderna, del diseño moderno y precursora de la Bauhaus.

La Werkbund más que un movimiento artístico era una acción sufragada por el estado para integrar los oficios tradicionales con las técnicas industriales de producción en masa a fin de poner a Alemania en un lugar competitivo con otras potencias tales como Gran Bretaña o los Estados Unidos. Su lema era “Vom Sofakissen zum Städtebau” (desde los cojines de los sofás a la construcción de ciudades), que indica su amplio abanico de intereses.

fghbnjk.png

LOS INICIOS EN WEIMAR

Su corta vida, solamente  14 años, transcurrió en tres ciudades: Weimar,   Dessau   y   Berlín,   y   su   desarrollo  histórico   lo   podemos  dividir: Desde  el punto de vista de su localización geográfica en 3  etapas:

1919-1925   Weimar

1925-1932  Dessau

1932-1933  Berlín

En    la   primavera   de    1919,   inmediatamente   después   de   terminada   la   guerra,   el   gobierno   de   Weimar,   le   encomienda   al   arquitecto   Walter  Gropius   la  dirección  de   la   “Escuela  Granducal  Sajona  de  Artes  Plásticas”,  que  formaba  pintores  y  escultores  desde  una  óptica  academicista,  y  la  “Escuela  Granducal  Sajona  de  Artes  y  Oficios”,  fundada  en  1906  por  Henry  van  de  Velde,  quién  la  dirigió  hasta  que,  debido  al  acoso  a  que  fue  sometido  durante  la  guerra  por  ser  extranjero,  abandonó  Weimar  en  1917;  esta  última,  que  buscaba  una   renovación   en   el   campo   del   arte,   había   sido   cerrada   y   prácticamente   no   tenía   existencia   legal.   Gropius   unifica   las   dos   escuelas y funda la Bauhaus estatal de Weimar.

Puede  considerarse  definitivamente  cerrada   la  fase  expresionista  de   la Bauhaus  con   la   frase  siguiente:  “Casa  y  artefactos  del  hogar  son  objeto  de  demanda  masiva;  su  diseño  es  más  asunto  de  racionalidad  que  de  pasión”.  La  Bauhaus se  había  purificado.  Diseño  de  ornamentos  dejó  de  figurar  en  el  plan  de  estudios.  Meta  clara  fue  ahora  el  “diseño  coherente  […]  sin  embellecimientos  románticos  ni  chuchonerías”»

EL WORKUS (CURSO PRELIMINAR) DE JOHANES ITTEN

Lo   que   marca   la  historia   de   la  Bauhaus es   su   curso   preliminar (“vorkurs”), de  seis  meses  de  duración,  su  primer  titular  fue  el  creador  e  impulsor  del  mismo,  el  suizo Johannes  Itten  (1888-1967),  quién  en  la  fase  fundacional  fue, junto  con  Gropius,  la  persona más  destacada  de  la Bauhaus.

Además  de  dirigir  el  curso  preliminar,  cuya  enseñanza  se  basaba  en  el  conocimiento  de  los  colores  y  los  materiales,  actuó  en  varios  talleres  (metal,  pintura  mural,  pintura  en vidrio,   carpintería,   tejeduría,   etc.)  como  maestro  de   la  forma.   Era  partidario   del   libre   desarrollo   del   individuo,   el   alumno   no   debía  adquirir   el   conocimiento   del   maestro,   sino   descubrirlo   el   mismo,  debía  tomar  conciencia  de  sus  recursos  potenciales.  No  compartía  la  idea    de    utilizar    lo    artístico    con    fines    extraartísticos   (Diseño).  Planteaba   la  incompatibilidad  del  arte  y  el  diseño.  Cuestionaba  el  interés   de   Gropius   por   desarrollar   trabajos   de   creación   aplicada.   Entendía   al   curso   preliminar   como  plataforma   de   una   educación   integral  y  no  como  una  preparación  para  futuras actividades  como  arquitecto  o  diseñador;  su  objetivo  declarado  era  llegar  a  la  capacidad  de  creación  artística  por  medio  de  la “experimentación  objetiva”  y  el  “conocimiento   objetivo”.   Sentía   una   actitud   de   rechazo   hacia   la  civilización  técnico-científica.  Estaba   imbuido  de  ideas  místicas  de  inspiración  neobudistas  (el  mazdaismo)  que  trataba  de  aplicar  a  su  didáctica     (ejercicios   respiratorios,     prescripciones     alimentarias,    meditación,   etc.).   Trataba   las   cosas   en   su   esencia   y   cualidades   propias,  y  repetía  constantemente  en  sus  cursos  conceptos  o  máximas  de  origen  oriental  como:   “muros  con  puertas  y  ventanas  hacen  una  casa,   pero   lo   que   hace   una  casa   es   su  espacio   interno;   por  eso decimos:  lo material tiene utilidad,  lo  inmaterial,  esencia”.

fgyhij

LA ESTRUCTURA PEDAGÓGICA

El  objetivo  de  la Bauhaus era  formar  hombres  dotados  de  talento  artístico  para  su  actuación  como  creadores  de  forma  en  la  industria, como  artesanos,  escultores,  pinto-funciores y arquitectos.

Dentro   de   este   contexto   planteaba   una   doble   calificación,   artístico-artesanal,   mediante   una  enseñanza   compuesta   de   teoría   y  práctica,  integrada  en  talleres  con  maestros  de  la  forma  (artistas)  y  maestros  de  taller (artesanos).

LOS DIFERENTES TALLERES

Hacer  del  trabajo  una  herramienta  para  adquirir  y  cultivar  conocimientos  tanto  intelectuales  como  emocionales   –   “todo  estudiante  debe  aprender  un  oficio”;  el arte  debía  dejar  de  ser  deleite  de  unos  pocos para  pasar  a  ser  felicidad  y vida de  las  masas.  El  arte  podía transformar al  hombre.

El  estudiante  tiene  que  dar  vía  libre  a  sus  fuerzas  expresivas  y  creadoras  a  través  de  la  praxis  manual  y  artística;  desarrollar  una personalidad    activa,    espontánea    y    sin    inhibiciones;    ejercitar    íntegramente   sus   sentidos,   reconquistando   así   la   perdida   unidad   psicobiológica,  es  decir,  ese  supuesto  estado  paradisíaco,  en  el  cual  las  experiencias    visuales,    auditivas    y    táctiles    no    están    en    contradicción  entre  sí;  finalmente,  tiene  que  adquirir  y  cultivar  un  conocimiento  no  exclusivamente  intelectual,  sino  también  emocional,  no  a  través  de  los  libros,  sino  a través  del trabajo.  Educar por el  arte,  la  acción y el  trabajo  éstas  son  las  constantes  que  pueden entresacarse del  pensamiento pedagógico de  los maestros de  la Bauhaus.

LA CASA SOMMERFELD Y LOS PRIMEROS OFICIALES: AMARCEL BREUER, JOSEF ALBERS, JOOST SMIDT

La Casa Sommerfeld, construída por Walter Gropius en colaboración con Adolf Meyer, es el primer gran proyecto en común de la Bauhaus y un hermoso ejemplo del intento de crear una “obra de arte unitaria”. En su desarrollo participaron todas las áreas de trabajo que formaban la escuela, Joost Schmidt en las tallas de las escaleras, la puerta de entrada o los cubre-radiadores, Marcel Breuer diseño los sillones, contrastes de ritmo, forma y dirección salieron de las clases de Johanes Itten, Josef Albers realiza la colorida ventana de vidrio para la caja de escalera. Los trazos angulosos y los motivos de refracción de la luz del grabado de madera de Martin Jahn muestran el carácter expresionista y visionario de la casa.

El propietario de la casa Adolf Sommerfeld, también propietario de un aserradero en Berlín y empresario de la construcción, seguiría apoyando a Gropius en los años siguientes, especialmente en 1923, año de la exposición de la Bauhaus.

Esta obra única, fue destruida en la II Guerra Mundial, quedando únicamente el edificio del garaje que aún hoy es testimonio de este proyecto pionero de la Bauhaus.

ftyguhjik

LA EXPOSICIÓN DE 1923, LA CASA “AM HORN”

Con  motivo  de  diferencias  entre  el  enfoque  de  Gropius,  que  planteaba  una  producción  comercializable,  y  de  Itten,  que  frenaba  el desarrollo  productivo,  surgieron  desacuerdos,  a  los  que  se  agregaba  el  cuestionamiento   de   Gropius   a   los   ejercicios   de   meditación   que  precedían  las  clases  de  Itten,  así  como  a  sus  actitudes  místicas.  Estos  desacuerdos    se   agudizaron    e   hicieron   eclosión   en    1923    como    consecuencia  de  la  organización  de  una  exposición  de  la Bauhaus a  fin  de  dar  a  conocer  al  público  sus  producciones  y  Johannes  Itten  renunció.   El   alejamiento   de   Itten   fue   el   primer   paso   hacia   una   reorientación   de   la Bauhaus; un   profesor   de   la   misma,   Oskar   Schlemmer (1888-1943),  escribió  en  la época:  «La  idea  de  la catedral está  superada.  De  aquí  en  adelante  la Bauhaus debe  apoyarse  en  la  simplicidad,  encontrar  para todo  producto  necesario,  la  forma  simple,  adaptada a su uso, y sólida».

La exposición de  1923  marca un cambio en la Bauhaus que se fija  como   objetivo   principal   la   creación   de   prototipos   para   la   industria.  En  la  oportunidad  Gropius  pronuncia  un discurso,  cuyo  título “Arte y técnica,  una  nueva  unidad” se  convierte  en  el  slogan  de  la  escuela,  que  se  plantea  como  ideal  la  unidad  entre  la  forma,  la  técnica y  la economía.  De  la unidad del arte y  la artesanía se pasó a la unidad  del  arte  y  la  técnica.  La  voluntad  de  cambio  de  Gropius  posiblemente   estaba   asociada   a   su   percepción   de   un   eventual  desarrollo  futuro  de  la economía alemana.

ghjkl´ñ4.jpg

THEO VAN DOESBURG Y SU INCIDENCIA EN LA CRISIS

Van Doesburg escribía: «Hay una conciencia vieja y otra nueva. La antigua se orienta por lo individual, la nueva por lo universal.» El último número de la revista de Stijl salió en 1932, y estaba dedicado al recuerdo de Van Doesburg, que había muerto en 1931.

La estética De Stijl celebra la máquina y el control racional del proceso creativo. Proclama un repertorio de formas “puras”, es decir de formas nacidas de un drástico reduccionismo; un limitado número de figuras (sólo cuadros y rectángulos), de cuerpos (sólo paralelepípedos) y de colores (sólo los fundamentales).

LA BAUHAUS EN DESSAU

Nada más alejado de los ideales del movimiento Arts and Crafts, que propugnaba construcción lógica y sinceridad en el empleo de los materiales. En Alemania,  el desarrollo de la industria es más lento que en Inglaterra  y  más  fuerte   la  resistencia   del  artesanado.   La   antigua  tradición  artesanal  se  identificaba  con  la  tradición  nacional;  la  “practicidad”  británica  de  la  que  la  industria  aparecía  como  la  encarnación,   era  al  mismo  tiempo  una  amenaza  extranjera  a  la  tradición  nacional y  una  amenaza  positiva al idealismo Alemán.

LA DEFINITIVA INFLUENCIA NEOPLASTICISTA Y CONSTRUCTIVISTA

El neoplasticismo fue el germen inspirador del racionalismo que se desarrolló en los años siguientes, y «descansa fundamentalmente en la idea de un orden autónomo colectivamente válido, que trae la visión clara de “lo normalizado, lo constructivo y lo funcional”, excluyendo así toda arbitrariedad y carencia de planificación.»  Elimina  la  línea  curva,  que  para  el  neoplasticismo  crea  confusión  en  el  espíritu,  y  además  evita  la  pincelada  emotiva,  el  color  debe  ser plano,  uniforme,  puro. El neoplasticismo abarcaba no sólo la pintura, sino también la arquitectura y el diseño.

En el campo del diseño merece una mención especial el arquitecto y ebanista holandés Gerrit Thomas Rietveld, destacado diseñador de muebles que se caracterizaban por el abandono de los métodos tradicionales de la ebanistería, no más ensambladuras, ni cola, ni cantos o esquinas redondeados; los muebles consistían en tablas planas sobre una estructura de listones cuadrangulares, ortogonales entres sí en los nudos estructurales y atornillados, el material  (la  madera)  enmascarado  por  la  pintura;  el mueble  adquiere  categoría  de  escultura,  pero  de  escultura  abstracta.

guhijk4

EL NUEVO WORKUUS DE LAZLO MOHOLY-NAGY. LA HERENCIA UNIVERSAL DEL BAUHAUS.

En  lugar  de  dejar,  como   lo  hacía  Itten,  libre  campo  a  la  espontaneidad   creadora,   Moholy-Nagy   encausa    los   alumnos   al  conocimiento    de    los    principios    científicos    elementales,   a    la    comprensión  de  las  leyes  del  equilibrio  por  medio  de  ejercicio  de  construcción;  los  obliga  a  reflexionar  sobre  las  relaciones  entre  peso,  volumen  y  forma;  por  ejemplo,  cómo  llegar  a  un  objeto  de  formas  lo  más   simple  posible  y   de   un   peso  mínimo,   pero   respetando   sus   funciones  esenciales.  En  el  taller  de  metal,  Moholy  Nagy  se  dedica  principalmente  a  diseñar  aparatos  de iluminación  de  hierro  niquelado  o cromado, prototipos para la industria.

A  los  talleres  ya  existentes:  piedra,  madera,  metal,  vidrio,  cerámica,  tejido  y  color,  se  le  agrega  el  de  imprenta  a  cargo  de  Herbert Bayer,  que  preconiza,  a  la manera de  los constructivistas,  una  tipografía elemental, suprime  las mayúsculas y utiliza un cuerpo único de  caracteres;  plantea  que  la  composición tipográfica  debe  responder  a  las  leyes  de  la psicología y de  la  fisiología y no a  la subjetividad  del impresor. Se  producen  cambios  en  el  taller  de  fabricación  de  muebles, que  dirigido  por  Marcel  Breuer,  pasa  de  la  construcción  de  muebles  de  madera a  la construcción  de muebles  con tubos de acero;  comienza  una nueva etapa en  la que  merecen destacarse  las  sillas en ménsulas.

La  novedad  más  importante,  con  respecto  a  Weimar  fue  el  establecimiento   de   la  enseñanza   de   la   arquitectura   a   cargo   del   arquitecto  suizo  Hannes  Meyer  (1889-1954),  un  teórico  de  la  ciencia  de  la construcción.

HANNES MEYER Y EL HORIZONTE PRODUCTIVO

Debido   a  violentos   ataques   de   la  prensa   Walter  Gropius  renuncia  en   1928  y  propone  como  director  a  Hannes  Meyer,  que comprometido   socialmente,   era   contrario   a   todo   esteticismo   e  inclinado  decididamente hacia  la satisfacción de  necesidades sociales.

Meyer,  que se hace cargo de la dirección,  «lleva a la Bauhaus el  espíritu  de  la  revista  suiza ABC  –  Beitrage  zum  Bauten  (1924-1928),   de   cuya   redacción   era   miembro   desde   1925. ABC  representa  el  funcionalismo  técnico-productivista,  en  contraste  con  el funcionalismo  técnico-formalista  imperante  en  la Bauhaus después  de  1923.

Apenas asumida su  función de director,  la actitud de Meyer es de    clara   oposición   a    las   tesis   sostenidas   por   su   predecesor,   principalmente a aquella relativa a  la  unidad  entre  arte y técnica.  Pero  también  queda  claro  su  repudio  al  llamado  estilo  bauhaus.  Según  Meyer,  el  estilo bauhaus no era otra cosa que  formalismo.

«A  pesar  del  cercenamiento  de  la  idea  básica  de  la Bauhaus llevado  a  cabo  bajo  Meyer,  hay  que  admitir  que  durante  los  años  1928-1930  la Bauhaus trabajó  con  eficiencia  sin  igual  en  los  campos  de  la  producción  y  la  economía.»

Su  accionar  se  inclinó  hacia  la  satisfacción   de   necesidades   sociales   y   se   centró   en   mobiliario,   decoración   de   interiores  y  objetos  económicos  y  estándares.   Por   razones  económicas,  las  piezas  estándares  no  dejaban  espacio  para  elucubraciones  estético-artísticas y  formales.

index

EL INTENTO DE RECUPERACIÓN DE MIES VAN DER ROHE Y EL CIERRE DEFINITIVO.

En  1930 Meyer es acusado de politizar la escuela y es dado de baja.  Se hace cargo de  la conducción de  la escuela Mies van der Rohe,un   diseñador   aristocrático,   que   relega   a   un   segundo   plano   la   problemática  político-ideológica  y  abre  nuevamente  la Bauhaus al arte;   su   interpretación   del    funcionalismo   no   es   más   que   un  reconocimiento  del  arte;  acentuó nuevamente  la  idea  de  la  calidad  de  la  forma y el material.

«A  diferencia  con  la  era Meyer,  en  la  era Mies  van  der  Rohe  se  redujo  de  forma  decisiva  el  trabajo  productivo  en  beneficio  del  programa de  enseñanza.»

Como  consecuencia  de  la  derrota  de  los socialdemócratas  en  las  elecciones municipales  de  Dessau  en  1932,  la  fracción  nazi  del  concejo  municipal  exige  la  clausura  de  la escuela  a  partir  del  Io de  octubre,  la exigencia es aceptada y  la escuela clausurada.

Mies  van der Rohe trata de continuar con  la Bauhaus, esta vez en    Berlín,    como    establecimiento   privado,    y    la    instala,    bajo  condiciones  muy  difíciles,  en  los  locales  de  una  antigua  fábrica;  los únicos docentes que quedaban de  la época de Gropius eran Kandinsky y Albers.

La  llegada  del  nacionalsocialismo  al  poder  en  1933  señala  el  fin    definitivo     de     la Bauhaus; acusada    de     comunismo    y   bolcheviquismo  la  SS  y  la  Gestapo  la clausuran  el  20  de  julio  de  1933.   El   rígido   racionalismo  de   la  Bauhaus y  su  programa,  no  condecían  con  la esencia del  nazismo.

ughik

MATERIALES EXTRA

Bauhaus: El rostro del siglo XX

La Bauhaus: Movimientos de la Cultura Universal

El Pintor y su Obra: Vasili Kandinsky

REFLEXIONES Y CONCLUSIONES

La Bauhaus es de suma importancia en aspectos como el diseño y el arte e incluso la evolución en el pensamiento del hombre, en el entendimiento del espacio y la industria. Esta escuela nació como una inquietud alemana, creó nuevos paradigmas dentro del concepto de diseño y del producto, incluso del arte y de la sociedad. Entre los elementos más distintivos de la Bauhaus debemos mencionar la simplicidad y el pragmatismo como formas centrales de sus ideas. Todo esto fue para crear una mayor equidad y humanismo, con valores socialistas sosteniendolo.

Al nazismo llegar al poder, la Bauhaus cierra y queda en mí la incognita del que hubiera pasado si la Bauhaus hubiera continuado. La realidad es que en algun punto quedarian totalmente en el pasado, lo que en algun momento ellos creerian que seria innovador llegaria a ser totalmente obsoleto. Llegó un punto en la historia en que la Bauhaus y sus principios se contradecian entre sí y como cualquier epoca del arte y la expresión humana, llegó a su fin en el momento indicado.

El impacto que dejo dentro del sentido de estética en la humanidad se encuentra en nuestro subconsiente y miles de cosas estan hasta la fecha inspiradas en formas de pensar de la Bauhaus, sin decir que estas son atemporales, ya que nada lo es. Si bien, podríá catalogarse  como una epoca privilegiada en la historia del diseño, en el que todos los factores fueron los idoneos para crear.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s